Search

La decisión de ser feliz

La felicidad es buscada por muchos pero alcanzada por pocos, y es que aunque se piense que la felicidad es algo que llega, la verdad, es que es algo que se logra.




Ser feliz no es fácil, ya que la felicidad implica ser un poco egoísta y ponerse de primero en la larga lista de prioridades que todos tenemos. La felicidad requiere decir NO, requiere cortar con relaciones tóxicas, requiere confiar en uno mismo y de explorar caminos que se alejan de nuestra zona de confort.


La felicidad a la que me refiero, es la felicidad que depende de nosotros mismos y de las decisiones que tomamos en nuestra vida, soy consciente del dolor que genera la falta de un ser querido, el lidiar con una enfermedad o la búsqueda del amor. Aunque somos libres de escoger lo que queremos en nuestra vida, muchas veces nos tenemos que enfrentar a dolores inesperados que están fuera de nuestro control y que hacen que nuestra felicidad se aleje.


No se como, pero a los 26 años, descubrí la clave de la felicidad al dejar de asumir responsabilidades ajenas y enfocarme en mí y en lo que realmente quería en mi vida. De pronto, un peso enorme desapareció casi por completo, el ser "egoísta” al preferir mi felicidad por encima de todo, generó una sensación increíble de libertad y comencé a enamorarme de mi misma, a aceptarme al 100% y sobretodo, a permitirme disfrutar al máximo de todo lo que la vida me regalaba. El decir NO, el presentar sin excusa mis pensamientos ante otros y el valorarme en todos los sentidos me catapulto a realmente llevar las riendas de mi vida.


Muchas veces cuando comparto esta manera de lograr la felicidad me encuentro con personas que me dicen que no es tan fácil dejar atrás un trabajo insoportable, una pareja tóxica o una situación desagradable, y es entonces que yo les contesto: esa es sólo una excusa, tú sabes lo que debes hacer, lo que pasa es que no lo haces, por eso no eres feliz.


¿Fuerte? Sí, y mucho. Todos tenemos responsabilidades, cuentas que pagar, y personas a quienes no queremos defraudar, pero no podemos permitir que esas responsabilidades, esas cuentas o esas personas, se conviertan en lastres que nos impidan lograr la felicidad.


Como lo dije al comienzo, la felicidad no es algo que llega sino algo que se logra. No es fácil renunciar a un trabajo, o cortar con una relación, pero sí es necesario darse la oportunidad de dejar atrás situaciones que no te añaden nada y por el contrario te alejan de todo.


La felicidad esta ahí, justo al lado opuesto de esa decisión que sabes que necesitas tomar, pero que ese miedo, esa pena, aun no te lo permite. TU eres mas fuerte de lo que imaginas, date ese voto de fe y salta, la recompensa será tu felicidad, la plena felicidad.

0 views

©2019 by Hoy. Proudly created with Wix.com